Comentario del texto El cogito lacaniano y el cuerpo de Leonardo Gorostiza (1)

Por: Ana María Haddad A.

cogitoLa lectura del  texto de Leonardo Gorostiza titulado  “El cogito lacaniano y el cuerpo” me anima a ahondar en la lectura de las distintas  variaciones del cogito cartesiano que produjo Lacan a lo largo de su enseñanza.

Intento desarrollar esta secuencia a partir de una conferencia (2) y un artículo (3) de Marie-Helen Brousse quien ha profundizado sobre la relación de “El cogito cartesiano y el cogito Lacaniano” y quien ubica la importancia para la teoría psicoanalítica a partir de sus estudios filosóficos y psicoanalíticos.

¿Por qué Lacan retorna el cogito cartesiano una y otra vez en la elaboración de su teoría?

En su conferencia MH Brousse, menciona que para Lacan el cogito  es un recurso para el avance de la teoría analítica,  y hace un desarrollo de la importancia del  tiempo de Descartes para decir que “el criterio de la verdad cambia de acuerdo a la época”.  Comenta que Descartes cerró por siglos la cuestión de la verdad en relación con la constitución de los saberes. Antes el criterio de la verdad era el dogma religioso. La referencia religiosa como criterio de medida de la verdad y de la certeza desaparece a final del siglo XVI y principio del siglo XVII. Lo que viene como desafiando a este criterio religioso de la verdad es la ciencia.  Descartes dio una base, un marco que sigue funcionando desde el siglo XVII hacia más o menos finales del siglo XX”.

Señala que en la actualidad estamos en un momento de apertura de la cuestión de la verdad como en el siglo XVII y menciona dos razones:

La primera “porque estamos al siglo XXI en un momento en que el cogito no puede funcionar, deja de funcionar como el fundamento del orden simbólico nuevo”.

Y la segunda razón es que hay otros dos ejes utilizados por Lacan en Descartes: la referencia al cuerpo por un lado, el cuerpo reducido a un espacio y, por otro, la cuestión de las máquinas, el cuerpo máquina.

Brousse ubica entonces tres elementos retomados por Lacan a lo largo de su enseñanza: el cogito, el cuerpo vacío del espacio y el cuerpo máquina, tal como lo menciona de alguna manera en su artículo Leonardo Gorostiza.

En su artículo “Variaciones sobre el cogito”, MH Brousse antes de iniciar su recorrido por las variaciones  realiza una introducción sobre las versiones cartesianas:

En el Discurso del método: “pienso, luego soy”

En las Meditaciones metafísicas: “Yo soy, yo existo” (4)

Continuar leyendo: COMENTARIO DEL TEXTO EL COGITO LACANIANO Y EL CUERPO

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s