Archivo de la categoría: Zadig

Sobre el relanzamiento del cartel “Hacia una Nueva República de las Letras”[i], en Guayaquil.

“… además de ponerlos a ambos en comunicación y, en sentido inverso,
llevar a esas ciencias aquello que por nuestra subjetivación pueden recibir como inspiración complementaria”.
Lacan, Acto de Fundación de 1964

Por Jessica Jara, Más-uno.

Nuestro cartel se relanzó de un modo particular, tratándose de una permutación que consistió en que cada integrante invitó a alguien más al colectivo. El cartel quedó conformado más o menos así. En las primeras reuniones cada cartelizante puso su rasgo/riesgo singular a funcionar, al mismo tiempo que armábamos una bibliografía compartida, sin que la misma constituyera un límite a nuevas perspectivas de búsqueda y a la inspiración. Lo que viene bien en el espíritu ZADIG, espacio donde nos hemos anotado y cuyo planteo es recuperar a Freud y Lacan, atendiendo la continuidad moebiana entre la psicología individual y social.

ZADIG retoma de modo inédito una conversación urgente y siempre renovada entre psicoanálisis y política, esfuerzos que se escribieron uno por uno: “el analista ciudadano”; “la acción lacaniana”; incluso los CPCT’s podrían ser considerados un ejercicio de respuesta de algunos analistas al malestar social; publicaciones valiosas como “cartas a la opinión ilustrada” y “testimonios de encuentros con el psicoanálisis”; mociones y peticiones; “la batalla del autismo”; participación de analistas en la arena política, el senado y la construcción de legislaciones; creación de observatorios; transformación de las Escuelas en Ong’s y organismos consultores. Por lo que haría falta un repaso serio de esa serie de esfuerzos, al estilo de la “recensión” del campo freudiano que propusiera Lacan en el 64.

Hasta el momento, cada uno de los cartelizantes ha ido precisando su interés de trabajo entre “Psicoanálisis y política”, ya que perseveramos en sostener abierta esta pregunta.

Antonio Aguirre, psicoanalista. Después de sus lecturas de filosofía política de Leo Strauss apuesta por Simone Weil, lectura señalada por Miller. Antonio empezó por “Echar raíces”, desde allí nos supo transmitir que esta mujer es una inclasificable, “hereje” precisó. Nos resonó, resultando enigmática, una de sus propuestas: ante la dificultad hay necesidad de (re)introducir un dicho que inspire. Lo que hace pregunta a cierto nivel es la posición antipartidista de Weil, pero en este caso también lo fue su puntuación: antes de los derechos están las obligaciones. En una discusión sobre si todos los argentinos eran “peronistas”, Antonio se preguntaba: ¿entonces Borges? La cuestión del “significante vacío” laclausiano que ha sido funcional tanto a la “derecha” como a la “izquierda” volvió al ruedo. A. Aguirre desde hace un tiempo es colaborador de La conversación. La academia en la comunidad[ii].

Rafael Guerrero, estudioso y amigo del psicoanálisis, retomará el seminario 17. Su cuestión es el sujeto dividido, “insatisfecho”. Algunas preguntas que surgieron fueron: ¿cómo se expresa esa división?, ¿cómo esto se pone en juego en una relación con la institución?, ¿qué democracia/política/Estado considera a este sujeto, sin ser populista?, ¿cómo poner en falta la lógica totalitaria?, ¿cómo conectar política y singularidad? Rafael nos ha enviado un link con obras de Weil en pdf: https://mega.nz/#F!5AMjmK6C!1iFe9oTyczmEVy3Vaj_E7w  Su participación a fines de los setentas en la revista de incidencia política “Nariz del diablo”, hizo recordar que un modo “antiguo” válido para responder era el “periodicazo”. En su primera exposición comentó “¿Qué es la política?” de Hannah Arendt para decir que el orden no se funda en relación a lo necesario sino de lo contingente y apuntar una identidad por la narración. Un punto de conversación fue el nacimiento del sujeto y el Otro, y el objeto.

Carlos Tutivén, intelectual no orgánico y docente, escribió un paper colectivo con Héctor Bujanda y Tina Zerega sobre la serie “Black Mirror”, y avanza en su indagación por los medios digitales, la crisis de la subjetivación: ética y política. Ante la desorientación contemporánea y el paso de “lo prometéico” a “lo fáustico”, se propone un trabajo en dirección a lo que sería una “ética del despertar”, contando con su referencia psicoanalítica, filosófica y budista. Su pregunta por el desencanto, banalización y brutalización actual puede tener como referencia la Presentación de Miller del tema del X Congreso de la AMP en Río de Janeiro, donde se atiende el “cero de sentido”, lo que le remite al fantasma y a un nuevo imaginario. Carlos Tutivén también escribe en La Conversación[iii].

Carlos Quezada, asociado de la NEL que se anotó a ZADIG, siendo que de este modo entró a formar parte del cartel. De inicio su pregunta es por el “canalla”, a quien el análisis puede volver un fool, y la canallada colectiva, siguiendo las formulaciones lacanianas; y también por esos que “ponen el cuerpo” y sólo “cumplen órdenes”: subjetividad atendida por Hannah Arendt, a quien fue remitido. Por otra parte, se preguntó a quién nos dirigimos como ZADIG por lo que tomará como un antecedente válido de estudio “Las cartas a la opinión ilustrada” de J-A.Miller, donde aparece el significante “opinión”, pero como destinatario. En otra reunión Carlos, en tanto ingeniero politécnico, nos habló de algunos modos de hackeo en tiempos de servidumbres digitales, y rememoró el debate entre eficiencia y eficacia.

Fabián Mosquera, intelectual, periodista cultural y poeta, pasa del estudio de fondo de la poética de Paul Celan al comentario de los textos: “Marx y Freud en América Latina” (Bruno Bosteels) y “The spirit of revolution…”, último que compartirá. Anotó su deseo de seguir vinculado al cartel, -al tiempo que estará haciendo un doctorado en Pittsburgh-, para trabajar sobre Pier Paolo Pasolini, considerando que hace poco Miller hubo lanzado la “Petición a la no reducción de Pasolini a un intelectual orgánico”. Una precisión es el funesto destino que puede resultar la academia para un pensamiento vivo, siguiendo la crítica de Derrida sobre la “neutralización” de Marx en la Universidad. Plantea que hay que sacar al marxismo de la lógica libresca. Nos preguntamos si aquello le ocurre hoy a Freud y Lacan en la Universidad…

Jessica Jara, psicoanalista. Acabada la lectura del “El narrador de Benjamin”, su interés es continuar trabajando el paso lógico del “testimoniar” al “ser hereje, de la buena manera”. Indagará sobre el estilo y la materia de la que está hecha esa “opinión” planteada por Miller: la que a sería una opinión más viva y real, es decir una que ya no sea un dar testimonio de un acontecimiento traumático sufrido, en tanto que sobreviviente que vive sólo para contarlo; sino, a su entender, de un decir que implica una transmutación[iv], un saber-hacer allí y el embrollo. Trabaja el seminario 23 y “Topología y tiempo” de Lacan, testimonios de pase y “La regla del juego…” (JAM y BHL). Le proponen leer “Mondos” para atender al acto sin Otro. El planteo es ¿cómo “hablar con propiedad” cuando se sigue vivo después del acontecimiento? El arraigo a la letra ante el desarraigo contemporáneo es una de sus conjeturas.

Patricia Ballén, catedrática y amiga de la literatura y el psicoanálisis[v]. Es nuestra amable anfitriona, quien hoy trabaja en torno a la ficción que consumen los adolescentes, los jóvenes. En esta ocasión se trata de la cultura “freaky”. Nos dice que el chat también sirve para interrogarse, aunque parezca que este consumo es de quienes “no creen en nada”. Hay un revival de la ficción en las nuevas generaciones, nos dice, y habrá que estar atentos.

Fernanda Carrera, comunicadora social vinculada a los derechos humanos. Escribe en medios populares. Fernanda se pregunta por lo que es la “sociedad civil”, después de los estragos causados por un estado que pretendía anularla a título de “lo público” o del interés público, pero también por la escalada de la cultura de la demanda y lo políticamente correcto. Así, se interesa por lo que sucede en un twitter sin ley, en lo que llama “guerra virtual”. Fueron interesantes sus preguntas sobre aquello que llega a ser Trending Topic en tanto que, -muy a parte del trabajo de los trolls-, el hecho de que algo se vuelva “tendencia” a veces ocurre de “milagro”. Sus referencias son Rawls y Hobbs, y ahora se dedica a Hegel y Lacan.

El este cartel ampliado también participarán Cecilia Ballén, psicóloga clínica que ingresó al Hospital Psiquiátrico en la iniciativa “Proyecto de psicoanálisis” iniciado en 1991, donde ha logrado sostenerse; y, Jhonny Burgos, arquitecto y catedrático que dice que se “pondrá al día” para asistir. Héctor Bujanda, catedrático y escritor venezolano, se sumará más adelante al trabajo del cartel pues está concluyendo la redacción de su tesis de doctorado.

Quedan invitados a participar nuestros amigos: Tina Zerega[vi], Héctor Chiriboga[vii] y Javier Rodríguez, a la distancia.

Este texto fue publicado en Lacan Cotidiano N° 23, Sección La Movida ZADIG.

[i] http://estudioslacanianosecuador.blogspot.com/2017/02/resena-cartel-nuevas-subjetivaciones.html

[ii] http://laconversacion.net/author/antonio-aguirre-fuentes/#tab2

[iii] http://laconversacion.net/author/carlos-tutiven-roman/#tab2

[iv] http://estudioslacanianosecuador.blogspot.com/2014/11/el-pivote-irreductible-de-un-analisis.html

[v] https://nelguayaquil.wordpress.com/2016/09/28/boletin-14-violencias-y-pasiones/

[vi] http://www.expreso.ec/guayaquil/tina-zerega-investigadora-LRGR_8198194

[vii] https://nelguayaquil.wordpress.com/2016/10/12/boletin-16-violencias-y-pasiones/

https://nelguayaquil.wordpress.com/2017/09/12/violencias-y-pasiones-el-libro-de-la-nel/

Anuncios

COMUNICADO Nº2 Zadig-LML

CONSULTE TODO EL DOCUMENTO EN

https://gallery.mailchimp.com/62e180ab962451bbcf3633e57/files/3ae99e8c-f0e4-4e75-9468-e0440ee897a6/PDF_COMUNICADO_2_ZADIG_LML_raquel.pdf

Zadig – LML

 

 (Zero Abjection Democratic International Group – La Movida Latina)

Zadig – La Movida Latina, es una red que hace parte de la naciente ZADIG “Zero Abjection Democratic International Group” creada por Jacques-Alain Miller el 14 de mayo de 2017 en lo que incide al malestar de la civilización actual, especialmente lo concerniente a la política lacaniana en América Latina. 

FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN

Deseo entrar en ZADIG-LML

Certifico que no soy miembro de un partido político, ni un agente de entrismo e infiltración de una organización semejante. Admito que si me viera llevado a ser miembro o agente de un partido político, dejaría ipso facto de formar parte de Zadig-LML, que no es una asociación sino una red de contacto, destinada a que la recorran impulsiones diversas, entre las cuales la de su inventor, Jacques-Alain Miller, desempeña un papel decisivo.

Mi nombre:

Mi profesión:

Mis títulos:

Mis diplomas o ausencia de ellos:

Mi correo electrónico:

Mi teléfono (móvil preferiblemente):

Fecha:

Suscribo:

*Enviar este formulario al correo electrónico:

zadig.latina@gmail.com

Zadig Hereje: Los psicoanalistas y la política

Por: Antonio Aguirre Fuentes
CONFERENCIA Y DEBATE EN MADRID

El sábado 13 de mayo del 2017 en Madrid el psicoanalista Jacques Alain Miller, fundador de la Asociacion Mundial de Psicoanálisis, hizo una declaración: el psicoanálisis entraría, a título propio, en el campo de la política. Los psicoanalistas, apartados de cualquier fidelidad partidaria, sólo respondiendo a su “luz interior”, propia y singular, dirían algo dirigido a todos los hombres y  mujeres, a la polis, al mundo donde los políticos de hoy, esos híbridos de ambición y canallada, han dejado poco lugar para una dirección razonable y sensata.

Miller dio una conferencia que se trasmitió a nivel mundial, vía internet, “on line” por Radio Lacan ( se encuentra el video en el blog de la AMP ). Hubo un debate público e internacional. Los analistas no son un rebaño de partidarios: cada cual tiene que asumir sus palabras en sus consecuencias.
No habrá un partido lacaniano, ni de izquierda ni de derecha. Los analistas vienen de la experiencia del discurso analítico, y permanecen en la práctica de ese discurso, que anuda a dos, uno-por-uno, un analista y un paciente-analizante. Desde esa práctica van a intervenir en los asuntos de la humanidad de nuestros días. Algunos ya han estado en esa tarea.
En cambio sí habrá una red, una articulación de analistas de todo el mundo, bautizada ZADIG: Zero Abjection Democratic International Group. Se anuncia también una revista, cuyo nombre levanta vuelo al instante, en los incendios de nuestros países, Heretic. Porque hereje es el que elige.
ZADIG es una circulación de conversaciones, cuestiones y respuestas, interpretaciones y debates, sin jerarquías; una metonimia de significantes que nos alivia de tanta metáfora, de tantos imperativos superyoicos, de tantas identidades furiosas renacidas como respuestas desesperadas al nihilismo contemporáneo. ZADIG mostrará que hay otras salidas, distintas de la autodestrucción presente. Salidas al discurso capitalista, que como hemos visto en un siglo completo, 1917-2017, con el socialismo histórico y verdadero, se lo condena por fuera y se lo adora por dentro.
FRANCIA , VENEZUELA
El contexto desencadenante del acontecimiento de Madrid lo han dado dos situaciones: la primera, la campaña de los psicoanalistas contra la amenaza fascista de Marine Le Pen en Francia y que orientó el voto a favor del liberal Macron; la segunda, la condena al régimen represivo y dictatorial de Maduro en Venezuela que ha sumido al pueblo en un estado calamitoso.
El psicoanálisis no tiene oportunidad de existir y permanecer allí donde hay un régimen totalitario, que suprime con la estrategia que conviene, las libertades ciudadanas. JA Miller ha respondido a las denuncias de sus colegas psicoanalistas de Venezuela y de toda nuestra región. El gobierno de Maduro ha conducido a la sociedad venezolana a una mezcla monstruosa de odios y miseria. Hay que decirlo, sin traicionar el sentir íntimo por seguir cualquier jefatura partidaria.
Desde ya me apunto, junto con otros, en Ecuador, para contribuir a la acción ZADIG.
EN ECUADOR
Con Freud y Lacan, JA Miller y los psicoanalistas estamos en el momento de mostrar, con una acción ejemplar a lo Mayo del 68, que una minoría actuante puede interpretar el discurso del amo y ocupar el reverso de la posición de los tiranuelos, de los líderes tonantes que luego hacen de falsas damas ofendidas para castigar a los críticos o a los que les arrojan, civilizados, merecidos insultos.
Hoy en Ecuador empieza un nuevo gobierno, del mismo partido. Sin la tonta cancioncilla de “prohibido olvidar” suspendamos la memoria y los prejuicios. Olvidemos los ataques a la libre expresión, la censura ridícula y malvada, los adoctrinamientos y la propaganda disfrazados de educación, cultura e “informes a la nación”, las evaluaciones y los concursos tendenciosos que favorecen a los amigos y castigan a los “enemigos”, el creciente estado de vigilancia a “la vida de los otros”. Pero preparémonos para mañana.

Jessica Jara, Apreciados amigos de ZADIG

Apreciados amigos de ZADIG,
 
Me suscribo a lo planteado por Miller para el psicoanálisis hoy, a sus “imprudentes” cuestionamientos y a su interpretación sobre la cosa política. 
Por un lado, resultan muy interesantes sus planteos sobre la Escuela, su elección: él elije confiar en nuestra comunidad analítica tal como es, no ideal, no del todo prudente sino viva y real. Lo que viene de suyo con el espíritu plural de “Heretic”, que nos propuso con una vitalidad excepcional y que nos remite bien a la pluralización de los nombres del padre. Por otro, está su propuesta de un trabajo en una red no jerarquizada, ZADIG, sobre cuya apertura infinita escribí en tanto que puede derivar, mortífera, por ejemplo, en un espacio “público” sin ley, donde todos pueden hablar, pero a nadie le importa lo que allí se diga. Es la versión actual de la democracia, de la participación “política” en las redes sociales.
 
El que ZADIG esté junto a la escuela, pero sin serlo del todo, parecía ofrecer una localización “entre”, un litoral entre lo ilimitado de la red horizontal metonímica y lo vertical burocrático jerarquizado de la Escuela. Estamos aún en una suerte de momento privilegiado, cuando algo así como “lo oblicuo” tiene lugar. Hasta parecería un estado-de-excepción, donde todo puede suceder, pero para nosotros casi todono-todo, en tanto que esa posición es imposible de soportar, pues “no hay cuerpo que aguante”, y, porque el sentido S2 viene, necesariamente, a cubrir esa brecha que se puso en evidencia el 13M.
 
Me pregunto si la conversación en los términos a los que se refirió Miller será posible, en tanto cada escuela ya ha escrito su respectivo manifiesto y en tanto que, dentro de las primeras “acciones” afines a ZADIG, como lo fue la difusión del primer número de la revista, la que se repartió siguiendo la estructura de la Escuela, de modo que no la recibí, aunque participo activamente en la NEL y he escrito entre otros textos “Massimo Pédagogue” (difundido en LQ 708-A, Sección “La entrada de Zadig a Italia”). Lo que es, en principio, esperable en tanto aún nos encontramos declarando nuestro interés de participar en la red y haciendo conocer nuestra ausencia de adscripción a partido político alguno.Así, frente al acontecimiento 13M, o como se ha planteado bien, la intervención de Miller cual objeto a, que se presentificó para dividirnos $, produciendo un sacudón de los S1 y un estremecimiento en el cuerpo (espíritu de cuerpo, cuerpo social y cuerpo singular), (Donc), “el Otro de la Escuela” ha llegado para dar sentido S2 ante la hetero-geneidad (se nos pide considerar un ordenamiento que se nos envía para comprender los acontecimientos, eso sí por la lista ampliada). Los manifiestos colectivos, por demás amorosos y entusiastas, presentan distintas versiones que incluyen o no en su “comprensión”, lo que ocurre en Venezuela como uno de los desencadenantes de este ¿décollage?; cuestiones que Miller no renunció a tratar en su Conferencia y debate, aunque le hayan querido poner punto de orden.
 
A pesar de este inicio, donde los nódulos de actividad parecen remitir a la estructura administrativa de la escuela, donde la autoridad “ejecutiva” equivale en acto a la autoridad “epistémica”, elijo continuar participando en la movida ZADIG, sección Latina.
 
En esa dirección, anoto que el cartel “Hacia una Nueva República de las Letras”, en el que cumplo la función de más-uno, y que está por cumplir dos años de trabajo en Guayaquil se disolverá y se relanzará invitando a nuevos cartelizantes, una vez que apuntó a los fundamentos de la República de las Letras: su base cristiana y el marxismo, a partir de donde tiene ocasión la herejía. Seguiremos la orientación de Miller 2, sin privarnos de abordar la problemática del “ser hereje de la buena manera”, como lo habíamos anunciado. En nuestra última reunión pensamos en la necesidad de trabajar los conceptos: “ZERO”, “ABJECTION”, “DEMOCRATIC”, “INTERNATIONAL”, “GROUP”, algunos de los cuales hemos tratado con anterioridad y sería interesante retomar; sin embargo, en nuestra “realidad” sería más importante continuar trabajando en relación a los serios problemas de la libertad de expresión en Ecuador y los efectos de las evaluaciones en el Gobierno de la Revolución Ciudadana.
 
A continuación les envío los links de algunos textos en los que he trabajado en relación a las cuestiones que hoy se reactualizan.
 
Saludos cordiales,
Jessica Jara.